Gastroscopia

/Gastroscopia

¿QUÉ ES LA GASTROSCOPIA?

La gastroscopia es una exploración que permite observar directamente la parte superior del tubo digestivo (esófago, estómago y duodeno) e identificar las posibles causas del trastorno. Si es necesario, mediante la gastroscopia también se pueden tomar muestras de tejido, de forma simple e indolora, que luego serán examinadas en el laboratorio.
El gastroscopio es un cable flexible (que tiene una cámara en un extremo) que se introduce a través de la boca, primero en el esófago y luego en el estómago.

¿DUELE?

La gastroscopia, por lo general, no es dolorosa, pero puede causar un poco de molestia.
Para aliviar estas molestias se puede suministrar al paciente un medicamento relajante.
¿QUÉ HACER ANTES DE LA EXPLORACIÓN?
Para la gastroscopia no hace falta ninguna preparación en especial: es suficiente con estar en ayunas al menos 8 horas antes de la exploración.
Si usted está tomando un tratamiento con medicamentos por vía oral puede seguir tomándolos con poca agua. De todas formas, le recomendamos informar antes al médico acerca del tratamiento que está tomando.

¿CÓMO SE REALIZA LA EXPLORACIÓN?

Antes de empezar la exploración deberá quitarse las gafas y prótesis dentales. Para realizar la exploración el paciente tiene que tumbarse en una camilla, apoyado de costado. Para proteger los dientes y evitar que el tubo del gastroscopio se quede comprimido, se le aplicará una boquilla especial de plástico.
Durante la exploración es posible que sea necesario insuflar aire para distender las paredes del estómago, lo que podría ser algo molesto. La exploración, por lo general, dura solo unos minutos.
La gastroscopia realizada simplemente con finalidad diagnóstica rara vez presenta complicaciones (en 4 pacientes de cada 1000).
Durante la gastroscopia se pueden realizar, si fuera necesario, una serie de tratamientos terapéuticos (por ejemplo: extracción de objetos ingeridos, dilatación de estrechamientos, parada de sangrados debidos a úlceras).

¿QUÉ DEBO HACER DESPUÉS DE LA EXPLORACIÓN?

Cuando termine la exploración, tras unos minutos de reposo, podrá irse a casa.
Es posible que durante unas horas note una sensación de hinchazón del abdomen que desaparecerá sola.
Después de la exploración puede comer como de costumbre.
Si le han realizado una biopsia (toma de una muestra de tejido) deberá evitar los alimentos calientes.
En cualquier caso, el médico le proporcionará toda la información necesaria.
Si en las horas sucesivas a la exploración, sintiera dolor de abdomen o las heces fueran de color negro, póngase inmediatamente en contacto con el centro donde le han realizado la gastroscopia
Visto que los medicamentos suministrados para aliviar las molestias de la exploración provocan una disminución de los reflejos y capacidad sensorial, es aconsejable venir acompañado por una persona de confianza que pueda acompañarlo a casa.
Por este mismo motivo le recomendamos que durante todo ese día no tome decisiones importantes ni utilice máquinas que requieran un alto nivel de concentración.